sábado, 19 de octubre de 2019

Ferrocarril Suburbano de Carabanchel

El Ferrocarril Suburbano de Carabanchel era el nombre que recibía la línea Plaza de España-Carabanchel, línea empezada a construir por el Ayuntamiento de Madrid y terminada por el Ministerio de Obras Públicas y entregada para su explotación a la "Explotación de Ferrocarriles por el Estado, EFE" que posteriormente paso a ser "FEVE", siendo inaugurada en 1961. Estas entidades, en virtud de la Ley de los Transportes Urbanos de Madrid (1956), que establecía una gestión única de la líneas de metro de la capital, concertó con la Compañía Metropolitano de Madrid la explotación de línea, si bien todas las inversiones seguirían estando a cargo del MOP y de EFE-FEVE. En 1976, como motivo de la inauguración de la línea de Renfe Aluche-Móstoles la línea fue recortada hasta este último punto, mientras que en 1981 fue ampliada hasta Alonso Martínez. Finalmente, en virtud del Decreto de Intervención de la Compañía Metropolitano de Madrid (1978), y la posterior Ley sobre el Metro de Madrid (1979), el Ferrocarril Suburbano de Carabanchel paso a integrarse en el metro de Madrid como línea 10, dejando de ser de FEVE. De ahí que todo el material móvil fuese contratado primero por el Ministerio de Obras Públicas y posteriormente por FEVE hasta los años 80. Lago 26 de julio de 1974. Foto Werner Hardmeier

No hay comentarios:

Publicar un comentario