martes, 26 de diciembre de 2017

Sol-Atocha. 96 años de la primera ampliación del metro de Madrid.

Hoy, día 26 de diciembre de 2017, se cumplen 96 años de la inauguración del tramo Puerta del Sol-Atocha, de la línea 1, primera ampliación de la red del metro de Madrid, tras la inauguración del primer tramo entre Cuatro Caminos y la Puerta del Sol en 1919, a pesar de que desde diversas fuentes se haya indicado erróneamente que tal evento tubo lugar el día 21 de diciembre de 1921.
Construcción del nuevo tramo pasada la estación de Atocha. Se puede observar la vía apartadero.
Realmente, la construcción del tramo Sol-Atocha no estaba incluido en los primeros planes de construcción de la red, pero ya durante la instrucción del expediente de concesión del Ferrocarril Metropolitano de Madrid, se apuntaba la conveniencia de alcanzar con sucesivas ampliaciones las estaciones de ferrocarril.
Trazado del nuevo tramo. Colección César Mohedas.
Así pues, por R.O. de 2 de junio de 1920, se otorgaba a la Compañía Metropolitano Alfonso XIII, la concesión del tramo Puerta del Sol-Atocha, comenzándose inmediatamente su construcción.
Acta de Reconocimiento del tramo Sol-Atocha. Colección César Mohedas.
Finalmente, tras llevarse a cabo la medición contradictoria del nuevo tramo el 5 de diciembre de 1921, y el reconocimiento el 20 de diciembre de 1921, la inauguración tubo lugar el 26 de diciembre de 1921, con la asistencia de los Reyes, Don Alfonso XIII y Doña Victoria Eugenia.
Inauguración el 26 de diciembre de 1921.
La longitud del nuevo tramo era de 1822,63 m, y contaba con tres estaciones: Progreso (actual Tirso de Molina), Antón Martín y Atocha, siendo la distancia entre ejes de estaciones la siguiente: Sol a Progreso, 640,03; Progreso a Antón Martín, 488,84; y Antón Martín a Atocha, 679,28 m.
Estación de Progreso (actual Tirso de Molina). Colección César Mohedas.
Las dos primeras estaciones contaban con andenes de 3 m. de ancho, mientras que en la tercera, Atocha, eran de 4 m, dada su importancia. De esta última estación cabe destacar su vestíbulo principal, situado en el centro de la plaza. Dada su cota muy superficial, era semisoterrado, a cielo abierto, contando con dos galerías suplementarias que comunicaban con sendas salidas, situadas en la esquina con la calle Atocha y junto a los jardines de la estación de ferrocarril de MZA, para evitar, de esta forma, a los viajeros el tener que cruzar la plaza. Además, contaba con un vestíbulo secundario con una salida frente al entonces Ministerio de Fomento.
Estación de Atocha. Colección César Mohedas.
Por otro lado, pasada la estación de Atocha, se contaba con una vía apartadero para el estacionamiento del material móvil.
Planta de la estación de Atocha, donde se pueden observar las salidas suplementarias a la calle Atocha y a la estación del ferrocarril de MZA, así como el vestíbulo secundario. Colección César Mohedas.
Vestíbulo central de la estación de Atocha, semisoterrado, a cielo abierto. Se pueden observar los accesos a los andenes, así como el acceso a las galerías suplementarias que comunicaban con las bocas de acceso de la calle Atocha y a la estación de MZA. Colección César Mohedas.
Finalmente, para destinarlos al nuevo tramo, se contrataron en marzo de 1920, 16 coches motores y 5 coches remolques. Construidos por Carde y Escoriaza eran idénticos a los ya en funcionamiento.
Aviso sobre los billetes a utilizar en el tramo Sol-Atocha. Colección César Mohedas.
Coche M-24, construido por Carde y Escoriaza en 1921, para el tramo Sol-Atocha. Colección César Mohedas.